Enfermedades que provocan pérdida de visión

Ángel Yanguas Alfaro y Silvia de la Llama Celis. Optometristas especilistas en Baja Visión de Yanguas Ópticos | Pº María Agustín, 113 (Pza. Europa) | 50003 Zaragoza | T. 976 443 995

Print Friendly, PDF & Email
DMAE, glaucoma, retinopatía diabética, retinosis pigmentaria, miopía magna, y otras, provocan pérdida de vision. Son patologías con afección visual, conllevan además de la pérdida de visión, una disminución de la calidad de vida: pérdida de movilidad, incapacidad para realizar tareas hasta ahora habituales etc… Dependiendo de la patología tendrán pérdidas de visión en el campo central o en la periferia.

Estos pacientes no mejoran con la graduación en gafa, ni con acertados tratamientos médicos, farmacológicos o quirúrgicos.
Se consideran pacientes de Baja Visión, aquellos cuya Agudeza Visual, en el mejor de los ojos, es menor o igual al 30% o su Campo Visual inferior a 20º.

¿Cómo ven las personas con Baja Visión?

En función del motivo causante, la percepción puede ser borrosa, parcheada, reducida al centro de la visión o a la periferia, etc… Habrá quien sea capaz de leer y reconocer caras pero no moverse con autonomía, otros podrán caminar sin ayuda pero no podrán leer carteles o reconocer caras.
YANGUAS ÓPTICOS dispone de Servicio en Baja Visión. Somos un equipo de optometristas especialistas en Baja Visión, capacitado para evaluar la ayuda óptica que pueda potenciar su resto visual y mejorar su calidad de vida.

¿Cómo procede el especialista en Baja Visión?

El equipo de especialistas le realizará las siguientes pruebas: Valorará la máxima visión que pueda aprovechar, le prescribirá los aumentos necesarios para su caso según sus necesidades y limitaciones visuales, ejercicios para enseñarle a usar y sacar el máximo aprovechamiento de su visión y del uso de las Ayudas Visuales y programas para mejorar las habilidades de su vida diaria con el fin de obtener la máxima autonomía personal. En función del resto visual del paciente y de su patología se prescribirán diferentes tipos de Ayudas.
En el caso por ejemplo de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), es una degeneración de los tejidos que ocupan la retina central, responsable de la visión del color y de los detalles de nuestra línea de mirada. No suele afectar a la periferia de la misma, con lo cual los objetos grandes no dejan de verse. Sin embargo, los objetos pequeños del centro de la mirada quedan parcialmente o totalmente ocultos a la vista.
Una vez definida con precisión la graduación y los datos de calidad visual del paciente, le prescribiremos una o varias ayudas ópticas específicas, cuya misión es la de aumentar o agrandar el tamaño de los detalles. De esta forma, podrán ser vistos con el resto visual periférico que aún conservan.

¿Cómo son las Ayudas para ver de cerca en Baja Visión?

No todos los pacientes son iguales aunque tengan la misma patología.
Para una lectura prolongada, los microscopios, facilitan la visión de cerca, con gran posibilidad de aumentos, tienen la ventaja que tienen la estética de una gafa de cerca convencional, nos permiten tener las manos libres y es la ayuda para cerca que nos facilita mayor campo visual. El aumento dado por un microscopio provoca magnificar la imagen que el paciente no puede ver, aumentándola hasta el tamaño que consiga verla con su resto visual periférico.
Para pacientes que simplemente quieran ver algo puntual en cerca, lo ideal son las lupas, es un sistema óptico más sencillo, fácil de usar, existen diferentes tipos, manuales, con soporte, con luz. La calidad óptica de la lupa es fundamental. La lupa es prescrita por los optometristas en Baja Visión de acuerdo a los aumentos necesarios.

Para pacientes con la retina muy dañada, necesitaran gran cantidad de aumentos, lo ideal son las ayudas electrónicas.
Hay gran variedad en este tipo de ayudas, desde portátiles para llevar a la calle, hasta las que se conectan con un terminal de ordenador o TV.
Estas ayudas proporcionan diferentes prestaciones, a parte de conseguir aumentar la imagen, también permiten modificar los colores del texto, y del fondo de la pantalla, marcarnos una línea guía parar no perdernos en la lectura, aumentar el contraste en función de las necesidades. Para pacientes muy lectores o bien estudiantes funcionan muy bien.

Todas las ayudas se pueden combinar con filtros selectivos favoreciendo el contraste tan disminuido en los pacientes con Baja Visión.
Como se puede comprobar, estamos ante un problema de salud complejo que precisa de una ayuda multidisciplinar especializada (oftalmólogos, optometristas especialistas en Baja Visión, psicólogos) para obtener los resultados de una buena terapia. La clave está en hacer entender al paciente que debe iniciar una nueva etapa de vida mediante el uso y entrenamiento de las ayudas para rehabilitar el resto de visión que aún le queda, por disminuida que sea.

Desde YANGUAS ÓPTICOS aconsejamos que estar bien informado es el primer paso para prevenir.
El 80% de las cegueras son evitables con una detección precoz, si se identifican de una manera temprana. Esto permite una intervención de la enfermedad, por parte del oftalmólogo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS