Manga gástrica: cirugía de la obesidad rápida y eficaz

Dr. Ignacio Poveda Lasheras. Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Director de Clínica Obedere

Print Friendly, PDF & Email
El tratamiento definitivo de la obesidad mórbida en la mayoría de las ocasiones termina siendo quirúrgico. Muy pocos pacientes consiguen únicamente con cambios dietéticos y de estilo de vida, perder el peso necesario y mantenido en el tiempo, para mejorar su calidad de vida y las enfermedades asociadas a la obesidad (diabetes, hipertensión, apneas, dolores articulares, etc…).

Existen una gran variedad de técnicas quirúrgicas en el tratamiento de la obesidad. Las técnicas más malabsortivas como el cruce duodenal y derivación biliopancreática, son muy eficaces en la perdida de peso pero conllevan efectos secundarios que en ocasiones son muy importantes (diarreas, malnutrición, déficit en la absorción de vitaminas y minerales, etc…).
La manga gástrica es una técnica puramente restrictiva. Consiste en la extirpación de aproximadamente el 80% del volumen del estómago, dejando un estómago en forma de tubo sin alterar la morfología del intestino. Esta intervención tiene un doble efecto: sensación de “llenarse” tras la ingestión de pequeñas cantidades de alimentos por tener menos estómago y menor apetito por la disminución en sangre de la hormona grelina que se produce fundamentalmente en la parte alta del estómago (que se elimina en la operación) y que es una de las responsables de aumentar el apetito.

Cirugía técnicamente menos compleja

Está indicada en pacientes con Índices de Masa Corporal (IMC) más bajos, pacientes con cirugías abdominales previas, pacientes con enfermedades inflamatorias intestinales, mujeres que desean quedarse embarazadas o pacientes superobesos en los que se realizará posteriormente una segunda intervención de cirugía de obesidad.
Es una cirugía técnicamente menos compleja y con menores complicaciones tras la cirugía. El tiempo de la intervención quirúrgica es menor y la recuperación postoperatoria es más rápida siendo dado de alta el paciente a las 48h.
Por el contrario, su menor complejidad también exige mayor grado de compromiso y disciplina del paciente con la dieta y el seguimiento. La motivación del paciente, su forma de comer y su estilo de vida tienen una gran influencia en el resultado final. Tras la cirugía se puede comer más cantidad de alimentos y de forma más variada que con otras cirugías y además no hay malabsorción por lo que los casos de malnutrición o déficit de vitaminas son muy escasos.
Para el éxito a largo plazo en la pérdida de peso, los pacientes intervenidos de manga gástrica, son los que más se benefician del seguimiento por parte del equipo multidisciplinar. Por este motivo en la Clínica Obedere contamos con Psicólogos, Nutricionistas y Endocrinólogos que ayudarán al paciente en su lucha contra la obesidad, a través de apoyo emocional, dietas saludables y control de sus problemas de salud.

ARTÍCULOS RELACIONADOS