Adenoides o vegetaciones

Dr. Ignacio Arruti González. Jefe de Sección ORL. Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
Las adenoides son unos acúmulos de tejido linfoide situados en al nasofaringe, justo por detrás de la nariz. Forman parte del sistema inmunológico y reaccionan ante invasores externos.

Todas las personas tenemos adenoides desde el nacimiento y durante la infancia pero a medida que empezamos a acercarnos a la adolescencia comienzan a reducirse de tamaño. En la edad adulta prácticamente llegan a desaparecer siendo rara su patología en esta edad.

¿Qué problemas producen las adenoides?

• Adenoiditis: Es la inflamación de las adenoides provocada a menudo por un proceso infeccioso. Su tratamiento será el habitual para las infecciones de las vías altas.
• Hipertrofia adenoidea: Es el agrandamiento de ese tejido adenoideo producido por diferentes causas que se mantiene en el tiempo.

Cuadro clínico de la hipertrofia adenoidea

Según el agrandamiento de las vegetaciones podrán aparecer uno o varios de las siguientes manifestaciones clínicas y con mayor o menor severidad.
• Obstrucción nasal: Respiración bucal, Rinolalia cerrada (el tono de voz se vuelve nasal), Respiración ruidosa, Ronquidos durante el sueño y Halitosis (mal aliento).
• Apneas nocturnas: Interrupciones de la respiración varios segundos durante el sueño, Disminución de rendimiento escolar, Irritabilidad, Sueño intranquilo, alterado y en casos severos afectación cardiopulmonar.
• Facies adenoidea: El desarrollo de la cara tiende a crecer más en el sentido vertical, Afilamiento de la cara, cara estrecha, Retracción del labio superior, Incisivos prominentes, Boca entreabierta, Labios partidos, Estrechamiento del paladar, Malposiciones dentales.
• Problemas de oído producidos por la obstrucción de la trompa de Eustaquio en la nasofaringe, Otitis medias de repetición, Otitis serosa, Ototubaritis y Otitis crónicas.
• Problemas por contigüidad: Rinitis, Sinusitis, Faringitis y Laringitis.

Diagnóstico de una hipertrofia adenoidea

Lo mas importante de cara a objetivar un problema adenoideo va a ser una completa anamnesis, posteriormente se realizará una exploración otorrinolaringológica completa incluyendo una otoscopia, una rinoscopia y una faringoscopia.
Las vegetaciones se pueden visualizar mediante una fibroscopia flexible (tubo que se introduce a través de una fosa nasal) o mediante una radiografía de cavum.

¿Cuándo operar unas adenoides?

La adenoidectomia es una de las intervenciones mas frecuentes que se realizan en el mundo. Lo importante para obtener los beneficios esperados va a ser una correcta indicación.
¿Indicaciones absolutas:
• Obstrucción respiratoria importante (existencia de apneas).
• Otitis medias de repetición por problema adenoideo.
• Otitis serosa crónica (duran mas de 3 meses) con clínica adenoidea.
• Sinusitis de repetición por obstrucción de los orificios de drenaje de los senos.
¿Indicaciones relativas (habrá que valorar detenidamente los pros y los contras):
• Infecciones repetidas de la vía aérea superior.
• Respiración ruidosa, ronquidos, sueño intranquilo.
• Alteraciones del aparato masticador.

Preparación para una adenoidectomía

La boca y la faringe sangran con mas facilidad que otras partes del cuerpo es habitual que el médico solicite un análisis de sangre previo a la cirugía que comprenda un estudio de coagulación.
15 días antes de de la cirugía no se debe tomar ningún medicamento que pueda alterar la coagulación (ibuprofeno y otros AINES, aspirinas, medicamentos homeopáticos…).
El día anterior a la cirugía no se debe comer o beber nada después de la medianoche (intervención por la mañana).

¿Cómo se realiza una adenoidectomía?

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general con el paciente intubado conectado a un respirador, normalmente se puede realizar de modo ambulatorio (dependiendo de diversos factores como edad, enfermedades concomitantes, distancia al domicilio, medio de locomoción….).
Las adenoides normalmente se extirpan a través de la boca, para lo cual se colocará un aparato que mantiene esta abierta (será importante retirar todo tipo de prótesis dentales móviles, aparatos de paladar, brackets…).
El postoperatorio en condiciones normales es bueno, el dolor si aparece es moderado, puede existir febrícula y ocasionalmente algún vómito.

Recuperación de una adenoidectomía

La recuperación completa se considera que se da a los 7-10 días.
El médico administrará analgésicos para combatir el dolor.
Es importante beber líquidos para mantener una correcta hidratación. Los líquidos y postres fríos son muy recomendables.

Conclusiones

La operación de extirpar las adenoides es muy frecuente y habitualmente no presenta complicaciones siendo la recuperación rápida y completa.
Sin embargo es una intervención que hay que abordar con el máximo rigor ya que las posibles complicaciones existen pudiendo llegar a ser graves. A veces se confunde frecuente con poco importante.
No existe una edad límite para realizar esta intervención, siempre habrá que realizarla con una indicación clara, aunque en niños pequeños será recomendable esperar a los 2 años.
Según diferentes estudios los niños a los que se les extirpan las vegetaciones no sufren perdida de su resistencia a las infecciones ya que otros órganos linfoides suplen su función.
Rara vez se vuelve a desarrollar tejido adenoideo después de la intervención, la mayoría de los pacientes respiran mejor por la nariz y tendrán menos procesos infecciosos de oído y de las vías respiratorias.

ARTÍCULOS RELACIONADOS