Automedición de la presión arterial

Marta Bona Otal. Médico de Familia. Centro de Salud II Ensanche. Paula Ayestarán Yubero. DUE. Complejo Hospitalario de Navarra. Ariñe Goñi Torrea. DUE. Complejo Hospitalario de Navarra. Elena González Esain. DUE y Fisioterapeuta. Centro de Salud Rochapea

Print Friendly, PDF & Email
La medición de la presión arterial es una técnica frecuente que realizamos en las consultas médicas, farmacias, revisiones del trabajo… pero además de las tomas de tensión realizadas por profesionales sanitarios, las mediciones que el propio paciente o su cuidador pueden realizar en su domicilio resultan muy útiles tanto para establecer el diagnóstico de hipertensión arterial como para el control del paciente que ya está en tratamiento.

Este registro de la tensión arterial que realiza el propio paciente es lo que denominamos AUTOMEDICIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL.
Su médico/enfermera decidirán la indicación de realizar esta automedición, así como la frecuencia y durante cuánto tiempo realizará las tomas.

¿Qué aparato debo utilizar para medirme la tensión?

Existen distintos aparatos para medir la tensión. Si está pensando en adquirir uno, debe confirmar que esté validado clínicamente. Si tiene dudas sobre cuál comprar, lo mejor es que pregunte a los profesionales sanitarios de su centro de salud. Los dispositivos más adecuados son aquellos que miden la tensión en el brazo. El tamaño del manguito tiene que adaptarse al tamaño de su brazo, por lo que antes de comprarlo deberá comprobar que es adecuado para usted. Antes de comenzar a registrar su tensión con un aparato nuevo, es recomendable que lo compare con un aparato fiable, como puede ser el de la farmacia o en la consulta de su centro de salud.

¿Cómo debo realizar la toma de tensión?

Tiene que estar en un sitio cómodo, sentado en una postura relajada.
Debe estar tranquilo y sin haber realizado un esfuerzo físico antes de la medición.
Si tiene que ir al servicio, vaya antes de realizar la medición. Hay que evitar distracciones como la televisión o el teléfono.
Es mejor hacer la medición antes de las comidas. Para realizar la toma, retire la ropa del brazo sobre el que va a realizar la medición y extiéndalo apoyándolo sobre una mesa.
Coloque el manguito en el brazo unos 2 cm sobre la flexura del codo y después, presione el botón para activar el tensiómetro.
Mientras el aparato realiza la medición no se mueva ni hable. Cuando el tensiómetro haya terminado la medición, usted podrá ver en su pantalla tres cifras: la superior es la que corresponde a su presión arterial sistólica, debajo estará otra cifra que corresponde a su presión arterial diastólica y la cifra inferior es su frecuencia cardíaca. Pasados uno o dos minutos es recomendable que realice una segunda medición. Es muy probable que las cifras de tensión varíen de una toma a otra y a lo largo del día. No se preocupe por esto, es normal.

¿Cómo registro la tensión?

En su centro de salud le entregarán unas hojas de registro para que usted anote de manera ordenada sus cifras de tensión según fecha y momento de la toma: mañana y tarde. Para su médico es importante observar las diferencias de tensión a lo largo del día, ya que así podrá ajustar la dosis y el momento del día en que deberá tomar los medicamentos antihipertensivos para un control óptimo.
A algunos pacientes les genera ansiedad y preocupación tomarse la tensión ellos mismos porque tienen miedo de hacerlo mal o de que salgan cifras elevadas y no saber cómo actuar. Si cree que éste es su caso, coméntelo en su centro de salud antes de comenzar la automedición de la tensión arterial. Los profesionales de su centro de salud adaptarán el control de su tensión a las circunstancias de cada paciente.
No se ajuste usted mismo su tratamiento médico para la tensión según las cifras que obtenga de su registro. Los cambios en los tratamientos crónicos debe realizarlos su médico cuando acuda a los controles.
Recuerde que el tratamiento de la hipertensión arterial no sólo consiste en tomar medicamentos: una dieta saludable, realizar ejercicio de manera habitual y evitar el sobrepeso es fundamental para controlar su tensión arterial.

ARTÍCULOS RELACIONADOS