Baby Down, una muñeca diferente


ZHn8
Print Friendly, PDF & Email

DOWN ESPAÑA acaba de lanzar al mercado la primera muñeca que presenta las características físicas del síndrome de Down. El objetivo principal de esta iniciativa es fomentar en los más pequeños el respeto por la diferencia. Se han fabricado más de 3.000 unidades de este juguete, que se puede adquirir en jugueterías y grandes almacenes en toda España. Por el momento, la demanda está superando todas las expectativas.

La Baby Down se ha diseñado atendiendo a la fisonomía del síndrome de Down y presenta: ojos en forma de almendra, puente nasal más aplanado, orejas más pequeñas y en una posición más baja de lo normal, cabeza pequeña y de forma plana en la parte posterior, manos pequeñas y dedos cortos, palma de la mano atravesada por un pliegue, cabello lacio y paladar más estrecho entre otras características.

La muñeca está enteramente fabricada en España y en su diseño han participado más de 20 empresas. Este esfuerzo común, unido al ímpetu del fabricante valenciano de juguetes Pedro Cubells, ha permitido hacer realidad un proyecto que servirá para financiar programas de DOWN ESPAÑA, destinados a mejorar la calidad de vida de las 32.000 personas con síndrome de Down y sus familias. La empresa fabricante, Destoys, donará 2 euros de la venta de cada una de las muñecas para financiar proyectos de la Federación Española de Síndrome de Down.

La Baby Down supone el reconocimiento de que la realidad de las personas con alguna discapacidad debe reflejarse también en los juguetes, del mismo modo que hace años comenzaron a comercializarse muñecas de distintas razas para favorecer su integración social. Sólo en nuestro país, hay más de 32.000 personas con trisomía 21. Ahora, gracias a este novedoso proyecto de DOWN ESPAÑA, estarán un poco más cerca de sentirse como los demás ciudadanos.

Según el experto de DOWN ESPAÑA, Isidoro Candel, en nuestra sociedad “existe una diversidad que no siempre se proyecta al mundo infantil por miedo, por vergüenza, por interés o simplemente, por descuido. No todos los niños son como la Barbie, ni todos tienen la fuerza o la velocidad de sus héroes”.

A través de este juguete, y con la ayuda de los padres, el niño aprende a relacionarse de manera distinta con el mundo que le rodea. Pero más allá de las ventajas que esta muñeca tiene para todos los niños, la Baby Down ofrece también múltiples beneficios para los niños con síndrome de Down, ya que, al reflejar su propia imagen, les ayuda a sentirse integrados.

Junto a la Baby Down, DOWN ESPAÑA ha editado un díptico, basado en el manual de Atención Temprana de la Federación, que recoge unas sencillas instrucciones para que los niños jueguen de forma simbólica a estimular los cinco sentidos de la muñeca, tal y como se hace en realidad con los bebés que nacen con síndrome de Down.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS