Cálculos renales

Dra. Marta Cuberes Izquierdo, Dr. Ángel Gamen Pardo y Dr. Eduardo Parra Moncasi. Especialistas en Nefrología. Hospital Reina Sofía de Tudela

Print Friendly, PDF & Email
Las litiasis renales, también llamadas cálculos renales o piedras en el riñón, representan la formación de un material sólido a partir de sustancias que están en la orina. La piedra puede quedarse en el riñón o ir bajando por el sistema urinario: uréteres, vejiga o uretra.

Importancia del tratamiento preventivo

Los cálculos renales son un problema frecuente que afecta hasta a un 10 % de la población española con una proporción hombre/mujer de 2:1. Se presenta con mayor frecuencia entre los 30 y 50 años.
La litiasis renal reaparece hasta en un 50% de los casos a los 5 años tras el primer episodio y es responsable de un 2% de las causas de insuficiencia renal terminal. Por todos estos motivos es fundamental el tratamiento preventivo.

Causas y diagnóstico

Las causas de la aparición de los cálculos son varias: alteraciones metabólico-endocrinas (hipertiroidismo, hiperparatiroidismo primario, hiperoxaluria, hiperuricemia, obesidad, diabetes mellitus…), predisposición genética (cistinuria), malformaciones anatómicas de las vías urinarias (enfermedad de Cacchi Ricci, riñón en herradura…), presencia de determinadas infecciones urinarias (gérmenes con actividad ureásica)… Sin embargo, los errores en la dieta son hasta en un 50% de los casos el único factor encontrado.
Los cálculos renales pueden estar en la vía urinaria sin dar manifestaciones clínicas francas o bien pueden dar lugar a un cólico renal con dolor lumbar intenso, inquietud, molestias al orinar, ‘arenillas’ en la orina e incluso sangre en la orina.
La historia clínica así como las pruebas de laboratorio y de imagen son la base del diagnóstico. Es recomendable el análisis del cálculo siempre que sea posible.
En los casos de cálculos repetición el Nefrólogo o Urólogo realiza un estudio más completo.

Tipos de cálculos

Los cálculos renales pueden ser de varios tipos:
• Cálculos de calcio: En más del 80% de las litiasis tiene naturaleza calcárea. Principalmente oxalato cálcico. El exceso de calcio se elimina por los riñones uniéndose a otras sustancias en la orina y formando piedras.
• Cálculos de ácido úrico: Se producen cuando hay un exceso de ácido úrico en la orina generalmente por niveles elevados en sangre. Se dan más frecuentemente en varones.
• Cálculos de cistina: Poco frecuentes y asociados a enfermedades hereditarias. Cuando se diagnostican es importante la derivación a las Consultas de Nefrología.
• Cálculos de estruvita: Pueden formarse tras una infección del sistema urinario por bacterias productoras de ureasa como Proteus. Suele afectar a mujeres.
• Otros cálculos menos frecuentes: xantinas, secundarios a toma de determinados fármacos…

Recomendaciones dietéticas generales

• Ingesta hídrica: beber aproximadamente 2.5-3 litros de agua repartidos a lo largo del todo el día para conseguir una cantidad de orina de al menos 2 litros. De esta manera la orina se encuentra más diluida.
• Aumentar la ingesta de frutas y verduras.
• Mantener los aportes de calcio en torno a 1g/día. Tanto el exceso como el déficit de calcio en la dieta favorece la aparición de litiasis.
• Reducir la ingesta de sal a menos de 6g/día. El exceso de sal aumenta el calcio en la orina y por tanto el riesgo de formación de cálculos.
• Evitar el abuso de proteínas sobre todo las de origen animal. Se recomienda una ingesta de 1g/kg de peso/día.
• Evitar alimentos ricos en oxalatos como chocolate, espinacas, ruibarbo…
Si se realiza un tratamiento médico adecuado se puede esperar que la litiasis se reduzca o desaparezca hasta en un 75% de los casos recidivantes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS