Condromalacia rotuliana

Eduardo Ripalda Ansa. Médico de Familia C.S. Alsasua. Javier Vélaz Arbizu. Médico de Familia C.S. Lodosa. Claudia Pérez Estrada. Médico de Familia C.S. Ayegui

Print Friendly, PDF & Email
Se trata de la afectación del cartílago articular de la rótula (región en contacto con el fémur) en forma de reblandecimiento, fisura o úlcera, según en el momento evolutivo que se encuentre.

Es más frecuente en las mujeres, sobre todo en la segunda década de la vida. Los factores que predisponen a esta patología son el aumento de laxitud articular de la rótula, las anomalías en el alineamiento de la extremidad inferior y los desequilibrios en el sistema de fuerzas del cuadriceps y del tendón rotuliano.
El paciente presenta dolor en la cara anterior de la rodilla que se produce al bajar escaleras o con posturas prolongadas con la rodilla en flexión (signo de la butaca), así como episodios de seudobloqueo (dificultad en la extensión de la rodilla).
La radiografía simple en fases iniciales no muestra alteraciones; más avanzada la enfermedad se puede ver osteoporosis. El escáner y la resonancia magnética pueden revelar el grado de evolución de la lesión y descartar otras patologías que cursen con síntomas similares, aunque no siempre es necesaria su realización.
El tratamiento consiste fundamentalmente
en rehabilitación mediante ejercicios de fortalecimiento y reequilibrio de la musculatura del cuadriceps. Asimismo, en ocasiones, órtesis (rodilleras, plantillas), modificación de la actividad física, toma de condroprotectores e infiltraciones intrarticulares con ácido hialurónico. Si fracasa, está indicado realizar una artroscopia que permite determinar la importancia de las lesiones y verificar la integridad de todos los compartimentos de la rodilla.

ARTÍCULOS RELACIONADOS