Cuando el hierro es alto: Hemocromatosis

Jara Intxaurrondo Martín y María Virginia Eraso Pérez. Enfermeras. Unidad de Oncología del Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
La hemocromatosis es una enfermedad producida por una sobrecarga de hierro en el organismo.

El hierro es necesario pero si hay en exceso se acumula en los órganos y, con el tiempo puede causar graves problemas para la salud. Se manifiesta en hombres con una frecuencia 5 vesces mayor que en mujeres. Es particularmente común en personas de raza blanca provenientes del occidente de Europa.
Existe dos tipos:
• Hemacromatosis hereditaria, genética o primaria: se produce por la mutación de un gen. Se transmite de padres a hijos y en España la sufren de 500-1000 personas.
• Hemacromatosis secundaria: producida por la acumulación de hiero procedente de transfusiones sanguíneas, de la dieta y de una absorción inadecuada.

¿Qué síntomas ocasiona?

La primera manifestación suele ser a nivel analítica con niveles altos de ferritina y del índice de saturación de transferrina, generalmente de forma fortuita ya que es una patología que no suele dar afectación clínica.
Síntomas inciales: Fatiga, Somnolencia, Dolor articular y Dolor abdominal.
Síntomas avanzados: asociados a disfunción hepática ya que el hígado es el órgano más afectado.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de elección es la dieta, el ejercicio físico y la abstención de bebidas alcohólicas. En estadíos avanzados se deben realizar sangrías.
Recomendaciones dietéticas: Hay que aprender a llevar una dieta equilibrada y saber qué alimentos son los “prohibidos”. Se debe evitar los alimentos con hierro de origen animal ya que se absorbe con mayor facilidad y en mayor cantidad. Las legumbres, frutos secos, mariscos también son alimentos ricos en hierro. Además, se debe evitar la toma de cítricos o ricos en vitamina C en las comidas ya que aumentan la absorción de hierro. Y si se hace una excepción el postre tendrá que ser lácteo, ya que el calcio dificulta su absorción.
¿Qué es la flebotomía (sangría) ? Consiste en extraer 400-500ml de sangre que elimina de 200-250mg de hierro. Se hacen inicialmente a intervalos semanales . Tras esta primera fase debe continuarse con sangrías cada 2-3 meses para mantener bajos niveles de hIerro. El tratamiento debe mantenerse de por vida.
Recientemente la Sociedad Española de Transfusión Sanguínea ha admitido que la sangre procedente de las flebotomías pueda usarse para transfusión a pacientes que necesitan sangre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS