¿Debo de asustarme ante un sangrado en el eyaculado?

Teresa Cabañuz Plo; Marta Viridiana Muñoz Rivero y Maria Jesús Gil Sanz. Servicio de Urología. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza

Print Friendly, PDF & Email

¿Qué es la hemospermia?

Lo primero que debemos saber acerca de este síntoma es que no hay que alarmarse. La hemospermia o hematospermia se define como la aparición de sangre en el eyaculado. Se suele producir como episodio único, sin asociar otros síntomas y de manera autolimitada.

Es algo infrecuente pero que provoca un gran estrés y alarma en el paciente, sin embargo, esto no debe ser así, ya que en la gran mayoría de los casos la causa es benigna. Solamente en un pequeño porcentaje (entre un 10 y un 15%) de pacientes mayores de 40 años puede tener un origen maligno.
En torno al 70 % de los casos en pacientes menores de 40 años la causa es idiopática, lo que significa que no se encuentra ninguna justificación para la hemospermia. Otras causas probables pueden ser infecciones del tracto urinario (en la próstata o en la uretra principalmente) obstrucciones en las vesículas seminales, cálculos en la próstata, condilomas o relacionadas con la actividad sexual (coitos o masturbaciones prolongados).
En pacientes mayores de 40 años puede tener un origen maligno aunque esto es muy poco frecuente.

¿Cómo se diagnostica la hemospermia?

El diagnóstico viene dado por el paciente que consulta por visualizar un eyaculado de color rojo-marronáceo, generalmente sin ningún otro síntoma asociado. Ante una hemospermia persistente se debe remitir al urólogo para valoración.
En pacientes menores de 40 años se debe realizar una exploración urológica completa (con exploración de genitales y tacto rectal) para descartar que no haya anomalías que justifiquen el sangrado y solicitar cultivo de orina y serologías para descartar infección.
En pacientes mayores de 40 años además de lo anterior se recomienda solicitar un PSA (antígeno prostático específico) para descartar patología maligna prostática y si persiste la hemospermia se pueden solicitar pruebas de imagen o cistoscopia (visualizar la uretra y la vejiga mediante una cámara endoscópica) aunque esto generalmente no es necesario.

¿Cuál es el tratamiento de la hemospermia?

Como ya hemos comentado, en la gran mayoría de los casos la causa es benigna por lo que lo primero es tranquilizar al paciente. Si se objetiva alguna causa que justifique la hemospermia se debe realizar tratamiento de la misma. En caso de infección se dará tratamiento empírico con antibióticos hasta obtener los resultados de los cultivos. En casos persistentes se puede tratar con antiinflamatorios y descongestivos prostáticos. En los pocos casos en los que el origen sea una patología maligna se realizará el tratamiento más óptimo para la misma.

ARTÍCULOS RELACIONADOS