Fomento de la Dieta Mediterránea como uno de los pilares de Salud PúblicaE

Raúl Martínez Lacruz. Dietista-Nutricionista. Nº Col. ARAOO225

Print Friendly, PDF & Email
Recientemente, nuestro país ha sido nombrado el más saludable del mundo según el índice global de salud Bloomberg. Factores como la longevidad, el sistema sanitario y la Dieta Mediterránea (DM) han sido claves en la decisión. Sin embargo, se podría pensar que esta buena noticia contrasta bastante con los altos índices de sobrepeso y obesidad de nuestro país. Y este hecho nos tiene que hacer reflexionar.

No cabe duda de que España, en general, goza de diversos factores beneficiosos para la salud, pero es en dos de ellos particularmente donde tenemos que considerar su situación actual. Por un lado, la DM, que cada vez tiene menos seguimiento y, por otro lado, el sistema sanitario, ya que poseemos un sistema de atención primaria de calidad, pero que carece de ciertas características que podrían enriquecer los servicios que ofrece actualmente.

Estudio Predimed

Respecto a la DM, factores como la globalización y el estrés, entre otros, podrían ser causa de la disminución en la adherencia a este patrón alimentario, sustituyendo los alimentos principales de éste como son las verduras, frutas, legumbres, frutos secos, cereales integrales y el aceite de oliva virgen extra (AOVE) por otros menos recomendables.
Uno de los estudios más relevantes sobre DM es el estudio PREDIMED, que demostró por primera vez con la mayor evidencia científica, los beneficios de esta dieta en la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares. Éste se realizó entre los años 2003 y 2011 y estuvo formado por 7447 individuos. La muestra se dividió en tres grupos: dos de ellos recibieron recomendaciones sobre DM (uno suplementado con AOVE y otro con frutos secos) y el tercero siguió una dieta baja en grasas, acorde con las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón. La principal conclusión que se observó fue que la incidencia de eventos cardiovasculares disminuía un 30% en los grupos de DM comparados con el grupo de la dieta baja en grasa.

Estudio Predimed Plus

Debido al éxito de la investigación, se decidió continuar con el estudio PREDIMED-Plus, que se encuentra dentro del marco del Centro de Investigación Biomédica en Red de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBER-Obn), y en el cual colaboro actualmente en el nodo de Valencia, dirigido por la Dra. Dolores Corella.
En este estudio, se aleatoriza a los participantes en dos grupos: uno sigue las recomendaciones de DM tradicionales, y el otro lleva a cabo una DM hipocalórica y se incorporan pautas sobre actividad física y terapia conductual. De esta manera, se quiere observar si estos últimos factores mejoran aún más los beneficios que se observaron anteriormente en el estudio PREDIMED.

Sistema sanitario público

Por otro lado, el sistema sanitario público español es seguramente uno de los más avalados por organismos y expertos sanitarios. Sin embargo, a día de hoy no cuenta con dietistas-nutricionistas entre sus profesionales. Esto supone una carencia de información nutricional adecuada para la población, además de un factor predisponente más para que las tasas de sobrepeso y el desarrollo de patologías crónicas no dejen de incrementarse. Esta circunstancia, junto con otras como el alto intrusismo que sufre esta profesión, repercuten en que la población no tenga un referente claro sobre el conocimiento nutricional y, como consecuencia, en algunos casos, los consumidores no realicen las elecciones alimentarias más idóneas. Además, existen estudios que han demostrado que la inclusión de esta profesión en el sistema sanitario público reduciría el gasto sanitario, disminuyendo el tiempo de los ingresos hospitalarios y aminorando la incidencia de enfermedades crónicas.
Por todo ello, se hace imprescindible que, tanto las instituciones públicas como la población, tomen conciencia de la importancia de la nutrición en la Salud Pública, y que dichas entidades tomen las medidas pertinentes para mejorar el acceso a una información nutricional veraz y de calidad, por parte de profesionales capacitados para ello, como son los dietistas-nutricionistas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS