Hierbas medicinales y sus efectos en el periodo perioperatorio

Nekane Urrestarazu Esporrín. FEA Anestesiología y Reanimación. Cristina Latre Saso. FEA Anestesiología y Reanimación. Isabel Garrido Ramírez de Arellano. FEA Medicina Intensiva. Mónica Zamora Elson. FEA Medicina Intensiva Hospital de Barbastro. Huesca

Print Friendly, PDF & Email
Cada vez es más frecuente el uso de productos naturales y plantas medicinales entre la población, sin ser del todo conscientes de sus efectos, sobre todo durante el periodo perioperatorio. En este artículo abordaremos de forma breve las plantas medicinales más comunes y sus alteraciones, sobre todo a nivel de coagulación y sedación, que podrían interferir en la anestesia y la recuperación postoperatoria.

Según diferentes encuestas, hasta un 35% de los pacientes que pasan por la consulta preanestésica antes de operarse toman plantas medicinales. La mayoría de los pacientes creen que se trata de terapias inocuas y seguras, pero hay diversas complicaciones descritas asociadas al consumo de plantas medicinales como infarto de miocardio, hemorragias perioperatorias, anestesia prolongada o inadecuada, y rechazo de órganos transplantados.
Resulta por lo tanto imprescindible conocer e identificar las plantas medicinales antes de una intervención quirúrgica para evitar potenciales peligros derivados de las mismas.

Clasificación de plantas medicinales

Para hacer una clasificación sencilla, hablaremos de tres tipos de plantas medicinales:

1. Plantas medicinales con efectos sedantes
• Kava (Piper methysticum), Kava kava o Tonga: Provoca efecto dosis-dependiente de sedación e hipnosis, y potencia los efectos sedantes de fármacos anestésicos produciendo un retraso en el despertar. Asímismo puede producir hipotensión perioperatoria, toxicidad hepática y antiagregación plaquetaria (que aumentaría el riesgo de sangrado). Se recomienda por tanto suspender su administración al menos 24 horas antes de la intervención quirúrgica.
• Valeriana (Valeriana officinalis): Usada habitualmente para tratar el insomnio. Produce sedación perioperatoria y retraso en el despertar de la anestesia. Se recomienda suspenderla 7 días antes de la cirugía.

2. Plantas que alteran la coagulación
• Ajo (Allium sativum): Tiene actividad antitrombótica por su efecto antiagregante plaquetario. Se han descrito efectos hematológicos graves al interaccionar con la warfarina (sangrado). Se recomienda suspenderlo al menos 7 días antes de la cirugía.
• Ginjko (Gingko biloba): Tiene al igual que el ajo un efecto antiagregante plaquetario. Aumenta el flujo sanguíneo y disminuye la viscosidad sanguínea. Se han descrito complicaciones hemorrágicas perioperatorias asociadas a su uso. Se recomienda suspenderlo 24-48 horas antes de la cirugía.
• Ginseng (Panax ginseng): Tiene efecto antiagregante, y puede producir hipotensión, hipoglicemia y hemorragias, por lo que se recomienda suspenderlo 7 días antes de la cirugía.
• Serenoa repens o palma de repollo: Tiene acción antiagregante y produce disfunción de las plaquetas por lo que aumenta el riesgo de sangrado perioperatorio. Se recomienda suspenderlo 2-3 semanas antes de la cirugía.

3. Plantas con otros efectos
• Hierba de San Juan (Hypericum perforatum): Interaccionan con múltiples fármacos, entre ellos los anticoagulantes orales, por lo que se recomienda suspenderlos al menos 5 días antes de la intervención.
• Equinácea: Pueden interaccionar con fármacos inmunosupresores, utilizados para evitar el rechazo de órganos trasplantados, por lo que se debería evitar en dichos casos.
• Efedra: Su principal compuesto activo es la efedrina, fármaco utilizado ampliamente en Anestesia para tratar la hipotensión o la bradicardia. Sus efectos se han asociado a numerosas reacciones adversas cardiovasculares y del sistema nervioso central (infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares). Se recomienda suspender su administración 24 horas previas a la intervención

Conclusiones

Actualmente existe un elevado e importante consumo perioperatorio de plantas medicinales que pueden dar lugar a múltiples complicaciones. Es necesario interrogar a los pacientes en la consulta preanestésica sobre el consumo de dichas plantas ya que la mayoría de ellos no consideran que estos productos puedan tener efectos adversos para la salud. Asimismo es necesario conocer las repercusiones del consumo de las plantas para establecer unas recomendaciones útiles con el fin de evitar problemas durante el periodo perioperatorio.

ARTÍCULOS RELACIONADOS