Implantes cigomáticos para dientes fijos cuando no hay hueso

Dr. Carlos Concejo Cútoli. Cirujano Oral y Maxilofacial Dr. Ricardo Ruiz de Erenchun Purroy. Cirujano Plástico y Estético. Clínica Cross Pza. Europa, 13. Ciudad del Transporte. 31119 Imarcoain-Navarra T 948 853 668. www.clinicacross.es

Print Friendly, PDF & Email
ZHn46_logo_clinica_cross
La ausencia de un solo diente cuando es visible supone para muchas personas una alteración grave de la imagen cuanto más la ausencia de todos los dientes. Sin embargo, el mayor problema al que se enfrentan las personas edentulas (sin dientes) no es solo un tema de imagen sino la dificultad para conservar su calidad de vida ya que acciones tan cotidianas como hablar o comer se convierten en un auténtico reto diario.

La pérdida de los dientes conlleva la pérdida del hueso y las encías

La pérdida de todos los dientes supone un serio problema, pero no lo sería tanto, si el hueso y las encías permanecieran estables en el tiempo. Eso permitiría llevar una dentadura
postiza sin grandes problemas y muchas personas no buscarían ninguna solución alternativa. Sin embargo, el hueso y las encías que sujetan los dientes, una vez que estos desaparecen, ya no tiene ninguna función y poco a poco, en un proceso lento pero imparable, comienza a desaparecer.
A los 10 años de perder los dientes, el hueso y las encías se reducen de forma muy importante y al cabo de 2 o 3 décadas puede desaparecer por completo. Es fácil entender que si no hay encías la dentadura postiza no se puede sujetar y las funciones más habituales como comer o hablar se convierten en un auténtico calvario.
Todo esto provoca que personas que han estado muy cómodas con su dentadura postiza acuden buscando ayuda al cabo de varios años de forma desesperada. Van perdiendo calidad de vida y comer o hablar con normalidad les resulta cada día más difícil con una dentadura que no se sujeta adecuadamente.

¿Se puede regenerar el hueso perdido?

Hoy en día, tenemos muchas técnicas que permiten recuperar el hueso perdido en casi cualquier caso. No obstante, cuando la pérdida es muy grande, la regeneración del hueso requiere operaciones complicadas con un periodo de recuperación largo y con la posibilidad de que aparezcan infecciones u otras complicaciones que hagan fracasar la regeneración. En estos casos, el cirujano prefiere buscar alguna solución alternativa con un postoperatorio más confortable y con menos posibilidades de que se produzcan complicaciones.

La solución: Implantes cigomáticos

La solución en los casos de pérdida casi total de hueso en el maxilar superior son los implantes cigomáticos. Estos implantes son ligeramente más largos que los implantes convencionales y se colocan en el hueso que hay debajo de los pómulos (hueso cigomático) normalmente bajo sedación o anestesia general.
Estos implantes son muy seguros, no tienen apenas complicaciones y su porcentaje de éxito está cercano al 100%.
Esta técnica, se realiza en un solo día y permite colocar dientes fijos de forma inmediata, pasando en pocas horas de la inseguridad de la dentadura postiza, que se sujeta con dificultad, a la tranquilidad de comer y sonreír sin preocuparse de los dientes.

Conclusión

Los implantes cigomáticos son la mejor alternativa para colocar dientes fijos en el maxilar superior cuando no existe hueso para colocar implantes convencionales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS