La medicina hiperbárica reduce costes en el tratamiento de úlceras y el riesgo de amputaciones por pie diabético

Comunicación Grupo Sannas

Print Friendly, PDF & Email
“La diabetes es la primera causa de amputaciones no traumáticas en los países desarrollados”.
“La oxigenoterapia hiperbárica (OHB) permite acelerar el proceso de cicatrización de úlceras y heridas”.

¿Qué repercusión y alcance tiene la diabetes?

La medicina hiperbárica, terapia basada en la aplicación de oxígeno a alta presión, permite reducir el riesgo de amputaciones por pie diabético al acelerar el proceso de cicatrización de úlceras y heridas. Así lo afirman los expertos reunidos en la I Conferencia de aplicación Clínica de la Medicina hiperbárica que tuvo lugar el pasado mes de febrero en las instalaciones de Oxien y que contaba con la presencia de la Dra. Eva Sanz, Presidenta de la Sociedad Española de Medicina Hiperbárica (SEMH).

La diabetes es la primera causa de amputaciones no traumáticas en países desarrollados. Además, se estima que la mitad de las amputaciones de miembros inferiores en todo el mundo se deben a esta enfermedad, según datos de la Asociación Española de Enfermería Vascular y Heridas (AEEV).

¿En qué consiste el pie diabético?

El pie diabético es una alteración de origen principalmente neuropático inducida por la hiperglucemia, que supone “un importante problema de salud, con gran impacto social, sanitario y económico, que altera la calidad de vida y puede derivar en una amputación”, señalaba el Dr. Felipe Lucena, Medicina Interna en la Clínica Universidad de Navarra y miembro del Comité Científico Asesor de Oxien.

Es por tanto, añade, “un motivo frecuente de consulta en los centros sanitarios al ser un tipo de heridas muy recurrentes”.

El aumento de la glucosa en sangre “provoca un estrechamiento de los vasos sanguíneos que repercute en la circulación de la sangre y en la llegada de oxígeno y nutrientes a los tejidos del pie, favoreciendo la aparición de úlceras o heridas con poca tendencia a la cicatrización”, indicaba el Dr. Lucena.

Por todo esto, “una buena alternativa para estos pacientes y complementaria a su tratamiento es la medicina hiperbárica ya que, al mejorar y acelerar la cicatrización gracias al incremento de oxígeno, permite reducir el número de consultas, curas y costes, y disminuir las amputaciones”, afirmaba durante la ponencia el Dr. Jorge Luna, Médico Hiperbárico de Oxien.

¿Ayuda el oxígeno hiperbárico para cicatrizar heridas?

Una investigación reciente publicada en Undersea & Hyperbaric Medicine confirma el efecto positivo de la terapia con oxígeno hiperbárico en el proceso de curación de una úlcera diabética. “La oxigenoterapia hiperbárica (OHB) aumenta de manera notable la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma, lo que permite recuperar la función celular de los tejidos dañados, controla la infección y acelerar el proceso de cicatrización, lo que reduce el riesgo de amputación”, apuntaba la Dra. Eva Sanz, presidenta del SEMH.

ARTÍCULOS RELACIONADOS