Melanoma y medidas de prevención

Dra. Conchita Ros

Servicio de Dermatología. Hospital de Navarra
ZHn11
Print Friendly, PDF & Email
La incidencia de cáncer de piel ha aumentado en las últimas décadas.Una de las causas más importantes de este aumento es la modificación en los hábitos de exposición solar.

Son 3 los principales patrones de exposición solar:

  • Exposición solar crónica (durante años). Patrón causante del carcinoma espinocelular.
  • Exposición solar intermitente (durante períodos de ocio y vacaciones) y muy especialmente durante la infancia y adolescencia. Se relaciona con la aparición de carcinoma basocelular y melanoma.
  • Exposición solar aguda o quemadura solar.

El melanoma es un tumor de piel que aparece cuando las células llamadas melanocitos se convierten en malignas. Estas células, productoras de un pigmento llamado melanina, son las responsables del bronceado de nuestra piel y de protegernos de las radiaciones solares. La incidencia de melanoma cutáneo ha aumentado en todo el mundo los últimos 20 años, tanto, que se ha hablado de una auténtica “epidemia de melanomas”. Representa el 10% de las neoplasias cutáneas pero es el responsable del 90% de las muertes por cáncer de piel.

De etiopatogenia multifactorial, la susceptibilidad para desarrollar melanoma cutáneo precisa de la interacción de factores genéticos o constitucionales y ambientales. Su conocimiento tiene como principal objetivo el diagnóstico precoz, identificando y vigilando estrechamente a la población más susceptible.

Factores constitucionales

El 70% de los melanomas aparecen sobre piel sana. El resto lo hace sobre lesiones pigmentadas o lesiones precursoras de malanoma como:

  • Nevos melanocíticos congénitos, en particular aquellos que miden más de 20 cm de diámetro, con áreas negras en su interior.
  • Nevos atípicos o displásicos considerados como marcadores de riesgo y precursores directos de melanoma.
  • Los nevos melanocíticos comunes tienen un riesgo de desarrollar melanoma entre un 0,5%-1%.

Personas con fototipo de piel I-II (tabla 1), tienen mayor riesgo de contraerlo. Respecto a la edad, el melanoma es muy raro en niños. Su incidencia aumenta alrededor de los 20 años.

La historia personal o familiar de melanoma y la historia personal de cáncer no melanoma son otros factores de riesgo a tener en cuenta.

Factores ambientales

Como ya se ha dicho, el melanoma se relaciona con la exposición solar intermitente en las primeras décadas de la vida, cuando la piel es más lábil y vulnerable a la acción de la radiación ultravioleta. Destacamos en este apartado el uso cada vez más frecuente de fuentes de radiación ultravioleta artificial (solariums), también implicados en el desarrollo de este cáncer de piel.

Campañas de prevención

La reducción de la mortalidad del melanoma en casi el 50% los últimos 40 años, se debe al diagnóstico precoz basado en gran parte en la creación de campañas de prevención:

  • Las campañas de prevención primaria, buscan disminuir la incidencia del melanoma evitando sus causas. Se basan en la educación de la población en temas de fotoprotección (tabla 2).
    Paralelamente, se acompañarán de otro tipo de medidas o cambios estructurales (de índole social, político o económico) como prohibir el comercio de sustancias que deterioren la capa de ozono, regular el trabajo profesional al aire libre o crear áreas de sombra en localidades con una intensa exposición a la radiación solar.
  • La prevención secundaria tiene como objetivo el diagnóstico precoz. Conocer los signos de alarma tanto por el público como por el personal sanitario. Los más utilizados son los criterios ABCDE:
    • A: asimetría
    • B: bordes irregulares
    • C: coloración diversa
    • D: diámetro superior a 6 mm (aunque se tiende a reducir a los 4-5 mm)
    • E: elevaciones en superficie (aspecto en huevo frito).

Los programas de prevención secundaria pueden realizarse mediante campañas de detección masiva, detección de individuos de alto riesgo, autodetección y formación de profesionales sanitarios.

Cambio climático y cáncer de piel

No podemos terminar sin hablar del cambio climático y cáncer de piel. La Academia Española de Dermatología destaca el efecto nocivo del calentamiento global (aumento de horas de sol al día). Los cambios en el estilo de vida de la población y la reducción de la capa de ozono aumentarán las cifras de cáncer de piel si no se adoptan las medidas de acción adecuadas expuestas en la tabla 2.

Tabla 1

I Siempre se quema. Nunca se broncea.
II Se quema fácilmente. Broceado mínimo.
III Se quema moderadamente. Se broncea moderadamente.
IV/V/VI No se quema. Bronceado intenso.

Tabla 2

Fotoprotección Recomendaciones
1 La función de los fotoprotectores solares es la de protegernos de las radiaciones ultravioletas pero no la de incrementar el tiempo de exposición al sol.
2 Aplicar el fotoprotector ½ hora antes de la exposición solar, con un factor de protección 15 o superior.
3 Evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas.
4 Adecuar las medidas al lugar donde uno se encuentre.
5 Evitar las quemaduras solares.
6 Ponerse moreno de forma progresiva y lenta.
7 Las nubes no filtran las radiaciones ultravioletas. Protegerse en días nublados.
8 Usar prendas adecuadas y gafas de sol.
9 No exponer a los niños al sol. Nunca antes de los 3 años de edad.s

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS