Monitorización ambulatoria de la presión arterial

Marta Bona Otal. Médico de Familia C.S. II Ensanche. Lorena San José Santo Tomás. Enfermera Familiar y Comunitaria C.S. II Ensanche. Idoia Domínguez Andueza. DUE C.S. II Ensanche. María Aitziber Idoate Ramírez. DUE Servicio de Urgencias Extrahospitalarias

Print Friendly, PDF & Email
La toma de tensión arterial es una medición que realizamos muy habitualmente en las consultas de los centros de salud. No obstante, la toma de tensión en consulta puede presentar algunas limitaciones, ya que no permite comprobar la fluctuación de la tensión a lo largo del día ni la influencia del reposo o el ejercicio sobre ésta.

La Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial (MAPA) es una técnica utilizada para el diagnóstico y el seguimiento de la hipertensión arterial que consiste en la medición de la tensión fuera de la consulta durante un período de 24 horas mientras el paciente realiza sus actividades habituales, incluyendo actividad física y horas de sueño.
La gran ventaja que ofrece la MAPA es que permite un mayor número de mediciones de tensión y conocer su variabilidad a lo largo del día. Además permite comprobar la eficacia de los tratamientos antihipertensivos durante las 24 horas, así como descartar elevación de presión arterial durante la noche.

¿Cuándo es necesario realizar esta prueba?

La realización de la MAPA no es imprescindible para el diagnóstico y seguimiento de su hipertensión aunque todos los pacientes hipertensos pueden beneficiarse de un registro mediante esta prueba.
Su médico de familia puede solicitarla en diferentes situaciones: cuando existe gran variabilidad entre la presión arterial medida en consulta y la medida por usted en domicilio, cuando la hipertensión no responde al tratamiento habitual, en casos de hipotensión durante el tratamiento o si sospecha hipertensión de bata blanca, hipertensión nocturna o hipertensión enmascarada; entre otras.
La hipertensión de bata blanca en un fenómeno que consiste en que las cifras de tensión arterial del paciente son más altas en la  consulta que cuando se toma en el domicilio. Se produce por la reacción de alerta provocada en el paciente cuando le tomamos la tensión.
La hipertensión enmascarada es aquella situación en la que se tienen cifras de tensión normales en la consulta, pero  elevadas si se realiza una monitorización. Se sospecha cuando el paciente tiene antecedentes familiares de HTA, alto riesgo cardiovascular, han tenido cifras elevadas en alguna ocasión y en aquellos pacientes que presentan lesiones orgánicas propias de la hipertensión mantenida.

¿Cómo se realiza?

El dispositivo para realización de una MAPA está formado por: un monitor, un sistema de soporte en cinturón o bandolera y un manguito para toma de tensión que se coloca en el brazo. Este dispositivo lo coloca su enfermera en el centro de salud. Cada 15 ó 20 minutos durante el día y cada media hora durante la noche, el aparato realiza una toma de tensión y la registra en la memoria.
Mientras el paciente porta este aparato debe realizar sus actividades normales incluyendo el trabajo, ejercicio físico y horas de sueño. Aunque hay que evitar el ejercicio físico extenuante y las actividades acuáticas.
Cuando note que el aparato está realizando la medición hay que detenerse y dejar el brazo relajado apoyado en alguna superficie. En caso de que la lectura no sirviera, el manguito del brazo se hinchará de nuevo en un minuto. Por la noche puede quitarse la bandolera de la cintura y dejar el monitor debajo de la almohada.
Durante el transcurso de la prueba, podrá anotar en un diario de registro las principales actividades de su rutina que vaya realizando, así como el momento del día en que toma la medicación y la hora a la que se acuesta y se levanta. Al día siguiente, acudirá nuevamente a su centro para retirar el dispositivo.
Con los datos obtenidos, su médico dispondrá de un registro de su tensión arterial durante 24 horas que permitirá una mejor adecuación de su tratamiento antihipertensivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS