Plántale cara a la miopia

Print Friendly, PDF & Email
Recientes estudios revelan que la cantidad de niños que padecen miopía se ha duplicado en una sola generación. Se estima que en el 2050 el 50% de la población mundial será miope y que de ellos el 10% sufrirán miopía elevada, por encima de -6.00 D, lo que incrementa los riesgos de pérdida de visión a largo plazo.

¿Qué es la miopía?

La miopía es un error refractivo en el cual los objetos cercanos se ven con claridad, pero los objetos lejanos se ven borrosos, debido a que las imágenes se enfocan delante de la retina en lugar de hacerlo sobre ella.
La causa anatómica más común suele ser por una longitud del ojo mayor a la que tendría un ojo sin problemas visuales. El problema reside en que la retina no puede aumentar en extensión, por lo que, en un ojo más largo, la retina estará debilitada y adelgazada.
En el desarrollo de la miopía intervienen factores genéticos, como tener los dos padres miopes incrementa por 6 las posibilidades de desarrollar miopía, y también interfiere el trabajo prolongado en visión cercana, el cual ha aumentado mucho debido al uso de pantallas y dispositivos electrónicos, y a una disminución de la actividad al aire libre.
Recientes estudios muestran que la exposición a la luz solar y en especial estar en espacios abiertos por más de 1,5 horas al día reduce la progresión o la aparición de la miopía en un 30%.

¿Por qué prevenir la miopía?

Las personas con alta miopía constituyen uno de los grupos que más preocupa a los especialistas en retina, ya que «el 40% de los miopes con más de 8 dioptrías corren el riesgo de sufrir algún tipo de patología del centro de la retina, con importante pérdida de visión»,
Los pacientes con alta miopía, cerca de un 2% de la población, tienen una mayor predisposición a padecer ciertas enfermedades oculares, como glaucoma o cataratas, y, especialmente, patologías relacionadas con la retina, como desprendimiento de retina, degeneración de la retina central por placas de atrofia, crecimiento de vasos por debajo de la retina en el área macular, agujero macular miópico o separación de las capas de la retina macular.
Las enfermedades de la retina pueden ocasionar una discapacidad visual importante e incidir directamente en la calidad de vida del paciente.
La especial predisposición de las personas con alta miopía a padecer problemas de retina se debe al alargamiento patológico del globo ocular, que hace que la retina pueda verse afectada por tracción, por desprendimiento de sus capas.

¿Cómo podemos prevenirla?

• Muy importante seguir unas normas de higiene visual.
• Pasar el mayor tiempo posible realizando actividades al aire libre y que nos permitan utilizar nuestro sistema visual de lejos.
• Reducir el uso de móvil, Tablet y ordenador, principalmente en niños y adolescentes.
• Hacer revisiones optométricas completas para ver cómo de estresado está nuestro sistema visual y evitar una aparición temprana de una miopía funcional.

¿Cómo podemos frenarla?

A día de hoy se ha avanzado mucho en control de miopía con lentes de contacto.
• Ortoqueratología.
Con ORTO-K es posible corregir la visión mientras duermes.
Las células del epitelio corneal son moldeables y parcialmente elásticas, con la aplicación de lentes especiales de geometría inversa durante el sueño se induce una remodelación de la forma y grosor del epitelio que permite una visión nítida sin gafas ni lentillas durante todo el día.
Este sistema de corrección aplaza e incluso detiene la progresión de la miopía, es un proceso no-quirúrgico, reversible y apto para los más jóvenes, con la misma seguridad que las lentes de contacto convencionales.
• Lentes de contacto blandas de control de miopía.
Lentes de contacto blandas especiales de uso diurno con un diseño innovador, y una geometría especialmente diseñada para frenar la miopía.
Después de un largo estudio de dos años se ha demostrado un freno del aumento de la miopía del 43% en comparación con un grupo de niños con gafas.
Hoy en día existen en el mercado varios tipos de lentes blandas para control de miopía.

Ventajas de la ortoqueratología

Es un procedimiento seguro
Es reversible, la córnea vuelve a su forma original cuando se dejan de usar las lentes, evitando las posibles complicaciones de la cirugía refractiva.
Actúa como un método de control de la miopía.
Puede realizarse en niños y jóvenes en los cuales está especialmente indicado debido a la progresión de la miopía que se desarrolla en esas edades.
Se puede hacer en córneas delgadas, donde la cirugía no es posible.
Permite ver bien durante todo el día sin necesidad de gafas ni lentillas.

Recomendaciones

• Tu óptico- optometrista se encargará de realizar las revisiones optométricas para tener un mejor control de tu sistema visual y poder evitar miopías funcionales por malos hábitos visuales, además de hacer un seguimiento de tu miopía.
• Tu oftalmólogo revisará tu retina para evitar posibles complicaciones de la miopía.
En miopías a partir de 6 dioptrías sería conveniente revisar la retina una vez al año.

ARTÍCULOS RELACIONADOS