Proteja a su familia de incendios, quemaduras y escaldados

Dra Daime Pérez Feito. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. SEMERGEN NAVARRA. Berta Torrero Bonel. DUE C. Zona Básica Valtierra Cadreita

Print Friendly, PDF & Email
La prevención es la primera y más eficaz de las medidas para evitar accidentes. Estas medidas implican un coste económico en ocasiones elevado, pero la seguridad que aportan es enorme.

1-Instale detectores de humo en los pasillos fuera de las habitaciones o la cocina, al menos uno en cada piso de la casa. Pruébelos con una frecuencia mensual para asegurarse de su funcionamiento. Es mejor utilizar alarmas que tengan baterías de vida útil larga, pero si no están disponibles, cambie las baterías al menos cada año en una fecha específica que recordará con facilidad (como el 1 de enero de cada año).

2-Practique simulacros de incendio en casa. Asegúrese de que todos los miembros de la familia e incluso otras personas que se encarguen de cuidar a sus hijos en su casa sepan cómo abandonar la misma de forma segura en el caso de un incendio y como desconectar la red eléctrica de la vivienda.

3-Tenga extintores de incendios que funcionen y que estén disponibles fácilmente. Coloque los extintores deincendios de forma visible en donde haya mayor riesgo de incendio, como en la cocina y cerca de la chimenea. Realice revisiones periódicas de los mismos.

4-Enséñeles a sus hijos a gatear hacia las salidas si hay humo en la habitación. De esa manera evitarán inhalarel humo manteniéndose abajo.

5-Compre una escalera de seguridad si su casa tiene un segundo piso y enséñeles a sus hijos cómo usarla. Sivive en un edificio alto, enséñeles a sus hijos las ubicaciones de todas las salidas y asegúrese de que entiendan que nunca deben utilizar el elevador durante un incendio. (Se puede quedar atrapado entre los pisos o abrirse en un piso en donde esté el incendio).

6-Acuerden un punto de reunión familiar fuera de la casa o apartamento de manera que puedan asegurarse deque todos hayan salido del área del incendio.

7-Enséñeles a sus hijos medidas de actuación en caso de que se incendie la ropa que llevan puesta (detenerse,tirarse al piso y rodar).

8-No deje comida cocinándose sin prestarle atención.

9-Proteja los calefactores, las estufas o mantenga a los niños alejados de ellas de manera que se evite el contacto con estos para evitar quemaduras por contacto con las superficies a altas temperaturas.

10-Guarde bajo llave los líquidos inflamables en casa. Es mejorar almacenarlos fuera de la casa, fuera delalcance de los niños y lejos de fuentes de calor.

11-Baje la temperatura de su calentador de agua a menos de 48,9 º C para evitar quemaduras y escaldaduras por agua caliente.

12-No enchufe electrodomésticos ni otro equipo eléctrico en cables de extensión si estos le ponen demasiado“amperaje” o carga al cable, creando así una situación potencialmente insegura.

13-Mantenga las cerillas, mecheros y otros encendedores alejados de los niños, bajo llave y donde no losalcancen.

14-Evite el uso de todos los fuegos artificiales, incluso los que están diseñados para el uso del consumidor.

El MICROONDAS no deja de ser un electrodoméstico que pueda conllevar riesgos

Los hornos microondas no se perciben como objetos peligrosos, por lo que las medidas de seguridad para su uso son con frecuencia ignoradas.
Las familias deben cerciorarse de que los niños pequeños no tienen acceso a él ni puedan abrirlo, debido a que los contenidos del mismo pueden alcanzar temperaturas capaces de provocar quemaduras de consideración.
Aunque el microondas sea colocado en un lugar alto, un niño puede subirse en un mueble o en otro objeto para alcanzarlo.
Los niños también pueden quemarse cuando abren las bolsas de las palomitas de maíz para microondas y otros recipientes o por consumir alimentos que no han sido cocinados/calentados de manera uniforme.
Las medidas de seguridad existen para proteger a los niños de los microondas. Los padres deben permanecer alertas y estar conscientes de que este es un problema real y del riesgo que tienen en sus propios hogares.
Revuelva bien los alimentos y déjelos reposar unos minutos antes de probarlos para que el calor se distribuya uniformemente.
Cerciórese de que este electrodoméstico no esté al alcance de los niños pequeños.
Nunca deje a un niño pequeño solo mientras los alimentos se están procesando en este electrodoméstico.
Si los niños son muy pequeños para seguir instrucciones por escrito, entonces son muy jóvenes para usar el microondas sin supervisión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS