Recomendaciones generales en fracturas y prótesis de cadera

Ixea Abós Navarro. Fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación del Hospital San Jorge (Huesca) Dra. Ana Paniego López. Médico rehabilitador del Servicio de Rehabilitación del Hospital San Jorge (Huesca)

Print Friendly, PDF & Email
La información proporcionada a continuación está destinada a pacientes que han sufrido una fractura de cadera o a sus familiares. La fractura o prótesis de cadera es la rotura o recambio del hueso del fémur en la parte más próxima a la ingle.

Este tipo de fracturas ocurre principalmente en personas mayores, que habitualmente presentan una osteoporosis ósea (descalcificación de los huesos). Son fracturas graves pues producen un deterioro del estado general de salud, al empeorar o agravar las enfermedades previas que pudiera tener.
Son fracturas que requieren una intervención quirúrgica para posibilitar una temprana incorporación a la vida diaria. La operación consiste en introducir un clavo o una placa metálica en el hueso del fémur, o bien colocar una prótesis de cadera que sustituya a la cabeza del fémur, según sea el tipo de fractura.
Este tipo de fracturas requieren la utilización de andador o muletas durante un periodo de tiempo, así como una serie de precauciones al sentarse, levantarse de la cama, caminar, que se le enseñarán al paciente durante su estancia en el hospital en el área de rehabilitación.
Cuando se produce el alta del paciente en el hospital, el paciente va a requerir de ayuda y cuidados especiales durante un tiempo por familiares o personal adecuado, por lo que rogamos tenga prevista con antelación está situación.

A continuación citaremos una serie de RECOMENDACIONES en diferentes situaciones cotidianas.

Cuidados posturales en la cama

Entre en la cama por el lado de la pierna sana, sentado en el borde con la pierna operada estirada hacia delante, échese hacia atrás lentamente (no se deje caer).
Para bajar de la cama salga por el lado operado, acérquese al borde de la cama sin cruzar las piernas. Apoye el codo que tiene mas cerca del borde e incorpore el cuerpo, manteniendo la pierna operada estirada y flexione ligeramente la sana, gire el cuerpo apoyando las manos en el colchón. Le resultara mas fácil entrar y salir de la cama si la altura del colchón le llega a sus rodillas.
Para no cruzar las piernas mientras duerme, coloque una almohada entre las piernas y no gire las piernas ni hacia adentro ni hacia fuera.

Como sentarse y levantarse

Para levantarse de una silla, estire la pierna operada, flexione la sana, apoye las manos en el reposabrazos, tome impulso y levántese cargando el peso sobre las manos y la pierna sana.
Para sentarse, colóquese de espaldas a la silla hasta notar que toca la silla con las pantorrillas. Estire la pierna operada hacia delante. Apoye las manos en los reposabrazos. Incline el cuerpo ligeramente hacia delante evitando una flexión excesiva y baje hasta sentarse.
Estando sentado, no se incline mucho hacia
delante para atarse los zapatos o colocarse los calcetines, use calzador.
No se siente en asientos muy bajos de modo que su rodilla nunca debe de estar mas alta que su ingle. Busque sillas con reposabrazos y que el asiento caiga por encima de la altura de las rodillas, son preferibles las sillas altas. Evite cruzar las piernas.

Como caminar

Cuando el medico le indique que ya puede iniciar el apoyo de la pierna operada, podrá usar andador y posteriormente muletas.
Con el andador adelántelo y colóquelo a una distancia corta de mas o menos un paso. Lleve hacia delante la pierna operada. Adelante la pierna sana, apoyándose en el andador y procurando no echar mucho peso sobre la pierna operada.
Con muletas adelante primero las dos muletas, luego la pierna operada y después la sana.
En los giros, debe hacerlo con pasos cortos hacia el lado del giro, preferiblemente girar sobre la pierna sana. Apoye primero el andador o bastones, luego la pierna operada y después la sana. Evite girar sobre sus pies.

Como subir y bajar escaleras

Para bajar, primero baje las muletas, luego la pierna operada y después la sana. Use los pasamanos en caso de que haya.
Para subir, primero apoye en el escalón la pierna sana, luego la operada y por último apoye las muletas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS