Recomendaciones para pacientes portadores de sonda vesical

Laura Baztán Olleta Enfermera Centro de Salud de Berdún. Huesca

Print Friendly, PDF & Email
El sondaje vesical consiste en introducir una sonda (tubo delgado y flexible) a través de la uretra hasta la vejiga, para facilitar la salida de la orina retenida por diferentes causas, generalmente, siendo recogida en una bolsa.

Todo paciente sometido a un sondaje vesical está expuesto a infecciones. Si es usted portador de una sonda vesical, para asegurar su bienestar y el correcto funcionamiento de la misma, debe seguir las recomendaciones que se facilitan a continuación.

Higiene

• Debe ducharse a diario, no desconectando la sonda de la bolsa. Es preferible la ducha al baño. No olvide lavar la zona donde va introducida la sonda (meato urinario) con agua y jabón. Si es usted mujer, siempre en sentido de adelante hacia atrás (de pubis a ano), y si es usted varón, no olvide retraer el prepucio y limpiar el glande. En ambos casos, aclarado minucioso con agua tibia y secado minucioso.
• El uso de antisépticos en la zona genital no es necesario y resulta ineficaz.
• Después de defecar, limpiar la zona anal de delante hacia atrás.
• Es también muy importante el lavado de manos tanto antes como después de manipular la sonda (tanto par el portador de la sonda, cuidadores o profesionales).

Cuidados del sistema

• La sonda debe estar siempre conectada a una bolsa colectora. No se desconectará la bolsa ni para la higiene ni para el vaciado.Éste se realizará abriendo el grifo o espita de la bolsa (válvula de salida). Evite el uso de tapones en la sonda.
• La bolsa debe VACIARSE cada seis horas como mínimo y siempre que esté llena o con un nivel de más de la mitad de su capacidad. Debe CAMBIARSE cada 8 ó 10 días.También siempre que presente escapes, si se han acumulado sedimentos , si desprende olor desagradable o han ocurrido desconexiones accidentales.
• Utilice la bolsa colectora más cómoda para usted (bolsa de pierna, bolsa grande..)
Si es de pierna, colóquela en la parte externa de la misma, para que al caminar no roce con la otra pierna. Por la noche, las bolsas grandes de mayor capacidad y con el tubo más largo, le permitirán descansar más cómodamente. LA BOLSA SIEMPRE DEBE ESTAR A UNA ALTURA MÁS BAJA QUE LA VEJIGA, y nunca debe estar apoyada sobre el suelo (se le facilitarán sistemas de sujección para pierna, para colocar en soporte de cama…).
• Para que la orina salga sin problemas, hay que evitar que la sonda se acode o que esté muy tensa. Igualmente, hay que evitar los tirones de la sonda y también no introducir más la sonda a través del meato urinario. Si se va a estar en cama mucho tiempo es conveniente fijar el sistema al abdomen con el fin de dar tirones.
• Todo el sistema colector puede llevarse por debajo de la ropa, garantizando la máxima discrección.

Alimentación

• Beba abundantes líquidos (agua, infusiones, zumos de fruta natural ricos en vitamina C…), salvo que lo tenga contraindicado por otras enfermedades.
• Evite excederse en el consumo de té, café, bebidas alcohólicas o gaseosas; éstas actúan como irritantes vesicales.
• Debe evitar el extreñimiento a través de una dieta rica en alimentos con fibra.

Ejercicio físico

El ser portador de una sonda vesical no supone ningún impedimento o limitación para realizar, ni sus actividades de la vida diaria, ni un ejercicio físico moderado, saludable y acorde a su edad y preparación física.

Póngase en contacto con su centro de salud en los siguientes casos

• Fiebre (más de 38 ºC de temperatura corporal en axila).
• Dolor en zona del pubis.
• Dolor, enrojecimiento, sangre o pus en zona del meato urinario (zona por la que entra la sonda al cuerpo).
• Salida de orina muy concentrada, maloliente, con sedimento, espesa o turbia a pesar de una ingesta adecuada de líquidos.
• Salida de sangre o coágulos de sangre con la orina.
• Obstrucción de la sonda. En este caso no saldría nada de orina por el sistema, pudiendo salir por alrededor de la sonda.
• Salida de la sonda.

Otras recomendaciones

• Acudir al Centro de Salud para recambio de la sonda en la fecha que le indique su enfermera.
Generalmente se cambian cada mes las sondas de látex y mixtas (látex+silicona), y cada 3 meses las sondas vesicales de silicona.

NO OLVIDE INFORMAR PREVIAMENTE SI ES USTED ALÉRGICO AL LÁTEX.
• Las bolsas se las recetará su médico y las podrá adquirir en la farmacia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS