Síndrome del túnel cubital

Jon Martí Ayerdi, Carlos Sanz García, Iñigo Martiarena Aguirreche y David Cornejo Jiménez. MIR Cirugía Ortopédica y Traumatología. Complejo Hospitalario de Navarra

Print Friendly, PDF & Email
El nervio cubital es uno de los tres nervios principales del brazo. El atrapamiento del nervio cubital ocurre cuando el nervio cubital del brazo se comprime o se irrita.

El síndrome del túnel cubital es la segunda neuropatía por atrapamiento mas frecuente en la población. Las neuropatías por atrapamiento son debidas a que el nervio periférico es comprimido externamente en su paso por el hueso, alrededor de la musculatura o tendones y a través de las estructuras fibrosas. En el caso del túnel cubital, la compresión se produce a nivel del codo.

¿Cómo se manifiesta?

El dolor es el síntoma más frecuente, apareciendo dolor en la zona interna del codo.
También nos encontramos con la sintomatología propia de una lesión nerviosa como parestesias o sensación de hormigueos por el lateral de antebrazo y en el dedo anular y el dedo meñique (más frecuente por la noche), adormecimiento del antebrazo y zona lateral de la mano, cambio en el sentido del tacto si se mantiene doblado el codo durante mucho tiempo y pérdida de fuerza en diferentes músculos de la mano,
En los estadios iniciales y leves se manifiesta únicamente mediante el dolor, adormecimiento y hormigueo de los 4 y 5 dedos de la mano, mientras que en los casos graves existe una atrofia muscular e imposibilidad de, por ejemplo, poder cruzar los dedos o la limitación para realizar la maniobra de pinzado con los dedos pulgar e índice. Además, también de se reduce la capacidad de agarre ya que gran parte de los músculos que intervienen en este gesto dependen del nervio cubital.
Existen factores predisponentes que facilitan la aparición de esta patología como son haber tenido una fractura del codo, procesos inflamatorios del codo, quistes, hipertrofia de la musculatura, realizar actividades repetitivas o prolongadas que requieren que el codo se doble o se flexione continuamente…

¿Qué debo de hacer?

El diagnóstico se basa en la historia clínica, exploración física y pruebas complementarias. Su médico le realizará un interrogatorio dirigido unido a una exploración física detallada con pruebas de provocación nerviosa para poder orientar el diagnóstico. Se pueden realizar pruebas de conducción nerviosa siendo éstas anormales en alrededor de un tercio de pacientes. Las radiografías son útiles para poder descartar o buscar prominencias óseas u otros lugares en los que el hueso puede estar comprimiendo el nervio.

¿Cómo se trata?

Hay diferentes opciones de tratamiento.
El tratamiento conservador se basa en 5 pilares:
1. Tratamiento analgésico para el dolor.
2. Ejercicios de fortalecimiento del tríceps.
3. Evitar la aplicación de presión directa a la zona medial del codo y posiciones que agraven los síntomas.
4. Mantener el codo en una posición de reposo de 45º a 50º de flexión.
5. Usar una ortesis de codo nocturna para prevenir la flexión del codo más allá de los 50º o utilizar remedios caseros como envolver el codo en una toalla.
En los casos en los que no funciona el tratamiento conservador o en casos graves en los que existen signos de lesión nerviosa el tratamiento es quirúrgico y consiste en la liberación nerviosa y recolocación del nervio en un lugar con mayor espacio para prevenir la compresión del mismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS